jueves, 23 de julio de 2009

Muestras de mi trabajo de junio a agosto.

Aqui os prewsento una nueva serie de trabajos hechos durante los meses de junio a agosto de este año. Si os tendría que reducir el contenido de esta serie, señalaría un uso más prominente con el color y más rigor compositivo y un abandona más prominente de los cuerpos tridimensionales de tamaño grande.


Acuarela y lápiz sobre papel. Medidas: 9x 20 cms. Composición de unidades básicas, una liviana y calderenos para explotar al máximo las cualidades espaciales de estos cuerpos matemáticos y sus posibilidades en el suprematismo tridimensional, que son muchas y muy variadas.


Acuarela y lápices de colores sobre papel. Medidas: 15x15 cms. Estudio de espacios progresivos formados por un Espacio Gauss-Oteiza modular, también titulado “ Cruz compuesta por vacíos simétricos”. El espacio sin nada, del cual se parte, es continuación y formante del trabajo final, sin él no se podría ni situar estos, lo cual implica lo hablado en el “tratado”, que el vacío a de tratarse como elemento compositivo.


Acuarela y lápices de colores sobre papel. Medidas: 10x15 cms. Composición formada por un caldereno cuadrado subdivididos en varios espacios menores, sobre los cuales se adhieren los heissemberianos esféricos alejándolos a una distancia de 2,5 cms del plano del bohriano siguiendo la perpendicular del plano o bien cuya distancia sea 0. Las líneas sirven para crear un espacio referente sobre el que situar los objetos.


Acuarela y lápices de colores sobre papel. Medidas: 11x20 cms. Aquí se muestra cuatro unidades livianas que tiene un espín de ½ ( de ahí su título: “Espín doble en dos sentidos de unidades livianas”.) y se mueven en sentido horizontal con movimiento cambiante en un bohriano gigante simple formado por dos coronas circulares simples y un heissemberiano simple esférico que hace de motor, pues en realidad en el centro de la curvatura de su perímetro, se encuentra el vértice de homología que hace que la longitud de estas crezca un número no entero de veces (aproximadamente 2, 882233 veces) y dar ese efecto de crecimiento casi natural.


Lápiz y creta blanca sobre papel. Medidas: 15x23 cms. Aquí, en esta pieza titulada “Homenaje a Malevich”, una de mis favoritas, se experimenta con la composición de un compuesto caldereno simple + espacio Gauss-Oteiza, de gran ritmo externo y su “flotamiento”, el vacío, rompiendo con la composición central tradicional. Al igual que el genial artista ruso, con lienzos y litografías en las que se situaba muchos de sus polígonos y formas puras en una esquina del la superficie de trabajo para sugerir libertad en su movimiento, rompiendo con las delimitaciones, aquí también se intenta crear esa dinámica anti-tradicionalista.




Lápiz y carboncillo sobre papel. Medidas: 14x23 cms. Composición anterior al “Homenaje a Malevich”, en la que se experimenta con la mezcla de elementos formales tridimensionales junto a bidimensionales en distintas posiciones gravitacionales, rompiendo con las composiciones lineales y el uso de la perspectiva cónica por la caballera, tal como lo hizo El Lissitzky, por eso la composición se llama “Homenaje a Lissitzky”.


Lápiz y rotulador negro. Medidas: 14,5x 21 cms. Estudio de los espacios Gauss-Oteiza para “Cruz compuesta por vacíos simétricos”, en la que se representa desde dos perspectivas distintas: la isométrica arriba, elegida para una acuarela, y una caballera para una composición con otros cuerpos.



Lápiz sobre papel. Medidas: 15x29,7 cms. Aquí se estudia la relación Forma-Tiempo
Espacio mediante dos calderenos complejos con unidades livianas en relación al ritmo externo de la pieza: para uno sencillo, las livianas son dos elipses desocupadas en sus centros con circunferencias; para el otro, al ser un caldereno con un ritmo muy poco regular, las unidades escogidas son las livianas son rectangulares desocupadas con la misma forma y proporcional, lo cual contribuye a equilibrar la carga de reflexión en ambas piezas.