jueves, 26 de noviembre de 2009

Una familia con talento. Mike, Sally y Terry Oldfield

Esta entrada fue más que posible gracias a la colaboración de Abel, de “Jazz y Saxofón”. Muchísimas gracias por todo

Si hay un tema de la música experimental que ha llegado a un reconocimiento bastante cálido han sido todas las partes de Tubular Bells, compuestas por el músico irlandes Mike Oldfield. La combinación de estilos y la cantidad de ritmos y tonos que emplea, además de su excelente dominio de la guitarra, hace una composición muy curiosa, así como titánica de más de cuarenta minutos de música, si solo consideramos las Tubular bells I y Tubular bells II, cercanas a las grandes composiciones de su admirado compositor Jean Sibelius, y tomando como referencia la música experimental y un acercamiento a las matemáticas menos conocidas, como a la geometria no euclidiana. Luego también mostraria intereses en la astrofísica, en donde se ve su efecto con la publicación de su album “Voyager” y la evolución de la informática, en especial el tratamiento de la imagen por ordenador y el uso de sintetizadores y métodos de mezcla.

No solo las campanes tubulares fueron su gran éxito. Temás como “Traccia” de fuerte orígenes celtas, “Guilty” donde hace un guiño a la música proxima al disco, “Incantions”, algo denso y abigarrado pero muy interesante,los temas “Shadows in the wall” y “Moon light Shadows”, todo un clásico en la música pop rock, y las composiciones del disco “Guitars”, no tan admiradas por el público más fiel de Oldfield debido a su carácter casi minimalista, donde consigue sacar unos sonidos y utilidades a las guitarras muy interesantes, además de ser todo un homenaje a su padre, que también tocaba la guitarra e introdujo al joven Mike en su aprendizaje; además, gracias al trabajo de Mike se pudo experimentar el poder de las pastillas MIDI, y obtener sonidos de guitarras más limpios y mejor registrados.




Fotografía de Mike Oldfield.

Pero los Oldfield no son solo reconocidos por el talento de Mike; sus dos hermanos mayores, Sally y Terry también hicieron cosas muy interesantes; tenemos el grupo Sallyangie”, de clara influencia folck-hippie, en donde Mike mostró sus dotes precoces con la guitarra y Sally su talento como cantante, grabando temas como “baloons” y el album “Children of the sun”, y que tras dejar ambos el proyecto en 1970 se dedicaría a la música vocal de influencías de su tierra natal; Irlanda, publicando el tema “Mirrors” en el año 1980 y definiendo su estilo con esta pieza.



Carátula de “Absoluty chilled”, de Sally Oldfield (en la portada).

Terry Oldfield, famoso por sus composiciones para documentales así como su colaboración en la música “new age”, cuyo proyecto fue tan ambicioso como el de su hermano Mike; crear una música que, mediante el uso mínimo de sonidos, los cuales provienen de instrumentos o bien modificados, como las flautas diseñadas por él, o exóticos, tales como shitares indios, guitarras japonesas y usando sintetizadores muy potente, sea algo especial.



Fotografía de Terry Oldfield.

Su música, como bien él ya a propuesto en más de una ocasión, siempre se ha visto siguiendo un objetivo muy concreto; crear resonancias anímicas mediante la armonía, la progresión delicada y el uso de ondas que, apenas audibles para nuestro oido, nos situan en estados emociales muy claros y relajados, permitiendo a nuestra mente la oportunidad de pensar en cosas totalmente difíciles, pero que siempre son interesantes, ya que siempre mostró, como su hermano, un interes por la ciencia y sus efectos sobre el hombre. Siguiendo con la típica pregunta: “Si estuvieses en una isla desierta y tuviese que llevarte solo tres Cds (cosa que siempre me a parecido ridícula, a no ser que también te dejen una radio solar) , ¿Cuáles serian?”, mi respuesta sería: “La música instrumental de Brian Eno, recogido en un Cd editado por él, algo de Bob Dylan o Philip Glass, aun no lo sé, pero probablemente a Glass, y el disco “Yoga Harmonys”, de Terry Oldfield, que llevo escuchando desde años atrás.” y es que ese disco es de una claridad y una belleza que solo un problema de matemática discreta puede tener.

2 comentarios:

ABEL dijo...

¡Bravo por el artículo de los Oldfield, Alejandro!Mil gracias por tu referencia a mipersona.
Un abrazo
Abel

Jeska Arizka Tapia dijo...

Otra grán persona que publica algo bueno! esa familia Oldfield es GRANDE!! me ha gustado mucho este blog... se lo debo a mike en haber encontrado este sitio, por lo que procuraré estar más seguido por estos lares, si no le molesta, un gran saludo!