lunes, 21 de diciembre de 2009

Dos grandes matemáticos que nos hicieron estar aquí. Ada Lovelace y Charles Babbage.

Cuando llego temprano a mis clases en la universidad, no muchas ya que estudio a distancia, me paso por la biblioteca para hacer ejercicios de álgebra y física; antes de eso me encanta leer un artículo o dos de la revista “Investigación y ciencia”, de la cual siempre hay un ejemplar. Este mes tocó una interesante revisión del panorama de los lenguajes de alto nivel, como el Pascal de With o el ADA, así como unas imágenes que me impresionaron de las máquinas analítica y diferencial de Charles Babbage, de las cuales me quede prendado y me hizo pensar de que de mi primer portátil hasta el material informático que se usa para crear montajes de luz y sonido en festivales (serios) de música electrónica o el equipo informático del LHC, que por fin es utilizable, aleluya, derivaron de esta construcción. Gracias a las ideas de Charles y Ada ahora este blog existe y podemos comunicarnos, luego considero justo que les hagamos un pequeño y modesto homenaje.



Grabado de Charles Babbage.

El trabajo de Babbage es más interesante aun. Su pasión por el álgebra lineal y sus conocimientos astronómicos de las tablas de logaritmos, dignas de ser recordada, así como una aberración por el desorden y el caos llevó a construir una máquina de cálculo, como antaño lo hicieron Blaise Pascal y Leibniz, ambos estrellas en el mundo de los números, le llevó a diseñar una máquina que hiciese posible tabular polinomios con un método numérico. Presento esta idea como máquina diferencial en 1822 ante la royal Society, la cual le dio el sí así como una generosa cantidad de dinero. Babbage empezó su construcción inmediatamente, pero se encontró que los engranajes del interior de la máquina y las vibraciones provocaron fallos en el funcionamiento del aparato. Babbage no paraba de cambiar el diseño, luego también esto pudo ser un factor importante del fracaso de su máquina, que produjo un gasto enorme de dinero por parte de la Royal Society.




Fotografía de la máquina diferencial de Babbage. Aunque Babbage no vio su máquina terminada, su hijo hizo esta reconstrucción con los diseños de su padre y las piezas que el mismo elaboró. En el año 1991, el museo de Ciencias de Londres diseñó una máquina con el último diseño de Babbage y con piezas solo como las que pudo hacer el inglés, obteniendo un resultado satisfactorio.

Pero Babbage continuó perfeccionando su invento y durante los años 1833 y 1842, Babbage se vio inmerso en la construcción de un aparato que permitiese la realización de cualquier cálculo. Así pues nació el proyecto de la máquina analítica, precursora de la CPU moderna.



Fotografía de la máquina analítica, expuesta en el museo de Londres, junto a su
hermana “mayor”, la máquina diferencial.

La máquina analítica podía realizar las siguientes instrucciones:

•Calcular diversos resultados de operaciones aritméticas gracias a un procesador aritmético.

•Podía asignar distintas tareas gracias a la unidad de control.

•Tenía un dispositivo de salida y otro que permitía almacenar los números para ser procesados a posteriori.


El sistema utilizado para crear estos comandos fue el de las tarjetas perforadas. Ya el inventor e ingeniero francés Joseph Marie Jacquard vio las ventajas que tenían estas para programar las agujas de los telares automáticos que llevan su nombre y fueron usados en especial por los estudiantes y maestros de la Bauhaus; “El trabajo de un Jacquard es más bello que todos los telares prerrafaelistas.” Dijo Walter Gropius, director y arquitecto de la Bauhaus.



Litografía de Joseph Marie Jacquard tras haber recibido la medalla de la legión de Honor gracias a sus telares de tarjetas perforadas.

Para escribir estos programas, Babbage contó con la colaboración de una de las mejores matemáticas del mundo: la condesa de Lovelace, lady Ada Augusta Byron King,
o bien Ada Lovelace, hija del poeta inglés Lord Byron. Introducida en las matemáticas desde muy joven por el algebrista Augustus de Morgan, cuya labor se es de agradecer para aquellos que estudiamos la teoría de conjuntos, en especial los complementarios, Ada llegó a adquirir un manejo único en el campo del álgebra y mostró una curiosidad especial por los progresos de Jacquard y Babbage, apoyando tanto intelectual como económicamente el proyecto de la máquina analítica. Así pues, Ada pasó a ser considerada como la primera programadora informática de la historia de la Computación. En su honor, el lenguaje de alto nivel creado por el departamento de Defensa de los Estados Unidos lleva su nombre.



Retrato de Ada Lovelace como condesa de Lovelace.

Aunque el programa obtuvo resultados muy interesantes, hubo fallos en la precisión del cálculo de cifras altas. Esto hizo que Babbage dejase el proyecto, aunque Ada continuase escribiendo programas para su máquina y apoyando y comunicando a todos sus conocidos el trabajo de Babbage. Después de que ambos dejasen el trabajo, Ada continuaría con sus investigaciones en el álgebra lineal compaginándolo con su trabajo de difundir los avances de Babbage a otros sitios de Europa gracias a su influencia como condesa, y Babbage realizaría numeroso trabajos: criptógrafo, profesor de matemáticas en Cambridge, inventor del sistema de correos londinense y de la bocina para trenes, así como el creador de varias asociaciones científicas, centradas en la criptografía y la astronomía. También llevó durante sus últimos años una guerra abierta contra todo tipo de músicos callejeros, no obstante, estos se manifestaron delante de la puerta de su casa y tocaron todo lo alto que pudieron. Babbage salió al balcón con una “camisa blanca atada a su bastón” y dijo que se rendía, pero que “tocasen algo más tranquilo”, según un amigo que estaba con él.

No obstante, hemos de recordar a ambos como dos visionarios de algo que hoy es la herramienta en la sociedad de la comunicación y la ciencia, la computadora. Así como dos grandes y originales matemáticos, únicos en el campo del álgebra.

4 comentarios:

jose maria sasieta dijo...

Alejandr,como bien dices : sin ellos no serían posibles los avances de hoy.
El conocimiento es como una gran bola a la que la mayoría empuja sin moverla, pero los genios la hacen rodar con sólo mirarla...
Disfruta de las vacaciones y ánimo con tu blog.

ABEL dijo...

Me encanta ADA

Awaken dijo...

Te deseo un feliz año nuevo para ti y los tuyos!!
Un abrazo!!!

Alejandro disculpa por no haber visitado tu blog antes, no he tenido demasiado tiempo!!! En cuanto pueda te respondo!!!

Museo Pobre del Pintor dijo...

Ada... o Hada pues ese don parece tener en cuanto el solo gesto de mostrar su "bandera blanca" a los músicos callejeros la denota como una mujer excepcional.
He aprendido mucho con tus temas Alejandro, muy interesantes.